lunes, 13 de agosto de 2018

Arderás en la tormenta - John Verdon

Supe de esta novela, a raíz de un encuentro que mantuvieron las Yincaneras de Madrid con John Verdon. Recuerdo todavía, como si fuese ayer, que Loreto, @chicachick_2 en Twitter, lo retransmitió en directo a través de Facebook y nunca le estaré lo suficientemente agradecida, porque ver a una figura tan relevante en la literatura como este escritor, contando pormenores de su novela fue fantástico, así que decidí que tenía que leerla. Me convenció en la distancia, así que imaginaos una vez concluida la lectura.

Datos técnicos:



Título: Arderás en la tormenta

Autor: John Verdon


Editorial: Roca Editorial de Libros


Encuadernación: tapa blanda


ISBN:  9788416700721

 



El autor

John Verdon trabajó en varias agencias publicitarias en Manhattan como director creativo hasta que, como su protagonista, se trasladó a vivir al norte del estado de Nueva York en un entorno rural. Sé lo que estás pensando fue su primera novela, un éxito mundial. En 2011, Roca Editorial publicó No abras los ojos, que también fue un éxito de crítica y ventas, a la que siguieron Deja en paz al diablo, No confíes en Peter Pan y Controlaré tus sueños. Su serie, que protagoniza el carismático detective retirado David Gurney, es ya un referente del género negro y criminal.


Sinopsis (facilitada por la editorial):
La tensión ha ido en aumento en White River. El inminente primer aniversario de la muerte de un motorista negro por el disparo de un policía local inquieto a una población económicamente deprimida y racialmente polarizada.

Se han pronunciado discursos incendiarios. Han empezado manifestaciones airadas. Ha habido casos aislados de incendios y saqueos.
En medio de toda esta agitación, un francotirador mata a un agente de policía y la situación se descontrola. El fiscal de distrito del condado acude a Dave Gurney, detective de homicidios retirado del Departamento de Policía de Nueva York, con una extraña propuesta: quiere que Gurney lleve a cabo una investigación independiente del homicidio y que le informe directamente a él.

Pese a tener algunos recelos sobre la singular oferta, Gurney termina por aceptar el encargo. Sus dudas se intensifican todavía más cuando conoce al tremendamente ambicioso jefe de policía local, en cuyos métodos agresivos y posiblemente ilegales podría hallarse el origen de la inquietud de los ciudadanos.

La situación en White River se vuelve realmente tensa cuando se producen más muertes en lo que parece ser una escalada de venganzas. Sin embargo, cuando Gurney se pregunta por la verdadera naturaleza de todo este baño de sangre y se centra en aspectos peculiares de cada uno de los homicidios, el fiscal del distrito le ordena desvincularse de la investigación.

Obsesionado con los indicios que no corroboran la versión oficial de los hechos, Gurney decide actuar por su cuenta. A pesar de la intensa oposición de la policía, así como de peligrosos fanáticos que acechan en las sombras, Gurney empieza a descubrir un asombroso entramado de engaños, entre ellos, lo que podría ser el plan de incriminación más diabólico jamás concebido.

La respuesta a esta tenaz investigación se vuelve cada vez más violenta a medida que Gurney se acerca a la verdad que se oculta tras los crímenes. Al final, cuando logra desenmascarar al monstruo que maneja los hilos, Gurney descubre que en White River nada es lo que parece.


Mi opinión:
Aunque había oído hablar del autor y de algunas de sus novelas con verdadera pasión aún no había encontrado el momento de leerle, y ahora me doy cuenta del enorme error cometido. En fin…

En esta sexta entrega, -aunque ya os anticipo que se puede leer sin necesidad de conocer el resto de su obra, como ha sido mi caso- cuyo protagonista es Dave Gurney, nos encontramos a un detective de homicidios de Nueva York, de mediana edad, que se ha retirado y vive junto a Madeleine, su mujer, en una antigua granja en Walnut Crossing, en el condado de Delaware, rodeado de bosques, lagos. Un paraíso que poco a poco y sin prisas van moldeando a su gusto.

Una vida idílica en un lugar idílico… hasta que un día recibe la llamada de un viejo conocido: el fiscal del distrito, Kline Sheridan, que le pide ayuda para resolver el homicidio de un agente de policía en una población cercana.

White River, que así se llama la población, vive una convulsa situación que está a punto de estallar.  Todo empezó con motivo del primer aniversario de la muerte de un activista de la UDN durante un control policial.



Gurney tiene serias dudas de aceptar el encargo que le hace el Fiscal del Distrito porque Sheridan, al que conoce de antiguo, no es santo de su devoción, pero finalmente, ante la sospecha de que los hechos no son lo que parecen y que la viuda del policía asesinado se lo ha pedido personalmente, por fin lo acepta y comienza su investigación.

Enseguida ve que, tal y como se imaginaba, los hechos son muy complejos, que nada es lo que parece y que la explicación oficial no le convence. No encuentra indicios por donde tirar y tiene que recurrir a Jack Harwick, antiguo investigador de la policía del estado de Nueva York con el que trabajó en varias ocasiones. Ahora trabajaba como detective privado y tiene muchos y muy buenos contactos, capaces por si mismos de resolver cualquier caso. Harwick, a pesar de su acibarado carácter conserva su olfato policial exquisito.



En la investigación también cuenta con la valiosa ayuda de Mark Torres, agente de policía en White River, de origen hispano, quien admira y respeta a Gurney desde que le conoció en algunos de los seminarios que éste impartió.

Conclusión:
En la novela nos encontramos con un trasfondo de conflicto racial perfectamente descrito, con la manipulación interesada de la información por parte de los medios de comunicación y como no, con reflexiones sobre la naturaleza humana.



El autor ha perfilado unos personajes muy bien definidos y creíbles; la narración es ágil, los diálogos fluidos y naturales, la trama engancha y la acción y el suspense nos llevan en volandas hacia un giro final muy bien estructurado y sorprendente.

Con todos estos recursos que el autor maneja a las mil maravillas ha confeccionado una novela que, en mi humilde opinión, ha sido una magnífica sorpresa.


Esta reseña participa en la iniciativa:




13 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo, Ángela. La novela también ha sido una sorpresa para mi, no me lo esperaba. Cómo bien dices, la forma de escribir y describir de Verdón el conflicto racial, como es manipulado por los medios de comunicación y como es tratado por los "altos cargos", han conseguido mantenerme expectante hasta el final. Una mención especial a su protagonista, el genial detective Dave Gurney quien, salvando las distancias, me recuerda a uno de mis personajes favoritos de John le Carré.

    ResponderEliminar
  2. Yo no terminaba de animarme con este autor y también he salido convencidísima con esta lectura. Tengo que leer el resto de libros! Muy buena reseña, Ángela!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. He quedado encantada, espero repetir, besotes

    ResponderEliminar
  5. Creo que soy de las pocas afortunadas que lleva la saga al día, y debo decir que Verdon no me ha defraudado con esta nueva entrega. Gurney tiene aún mucho que decir, y su creador siempre va a encontrar temas en la realidad que vivimos que poder exprimir en sus novelas. La realidad supera la ficción, que se dice, y seguro que Verdon encuentra nuevos temas de crítica social con los que poner a prueba la mente del protagonista.
    Me alegra que te haya gustado, y como tú, yo también disfruté de la retransmisión del encuentro que nuestras compis tuvieron con el autor. Qué envidia me dieron... Besos.

    ResponderEliminar
  6. A mí también me ha parecido una gran novela. El desarrollo de sus personajes y la interferencia mediática, hacen que no puedas parar de leer. No he leído los otros libros de la saga, pero lo haré.

    ResponderEliminar
  7. Kline Sheridan se la juega de vez en cuando. Yo le odio, jajajaja. La verdad es que ha sido una lectura muy buena. Bss

    ResponderEliminar
  8. Muy buena novela y totalmente de acuerdo contigo. Besos

    ResponderEliminar
  9. Para mi también ha sido una grata sorpresa descubrir a este autor y a ese gran protagonista y disfrutar tantísimo de esta lectura. Gran reseña Angela. Besos.

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que Verdon describe como nadie ese ambiente opresivo que se vive en White River, así como la personalidad de cada uno de los personajes, que dan pánico en la mayoría de los casos, incluídos los que representan a los medios de comunicación. Ha sido una lectura extraordinaria, con la que todos hemos disfrutado mucho y algunas, entre las que me incluyo, comenzamos a hacerlo antes a raíz de nuestro encuentro con el autor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. No quisiera cometer errores de los que arrepentirme tal y como tú dices y en breve leeré algo de este autor. Gracias

    ResponderEliminar
  12. Ángela yo he quedado tan encantado con Verdon que he comenzado a leer toda la serie, ya voy por la mitad, y estoy muy contento de no haberlo dejado para más adelante. Creo que ha sido uno de mis descubrimientos de este año, aunque suene raro decirlo de un autor consagrado de novela negra como es él. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. La novela, imposible negarlo, me ha encantado y me ha disgustado no haber conocido antes a este autor, eso ya no lo puedo arreglar, pero ya he comprado No abras los ojos y espero leer todas las que ha publicado. Un beso

    ResponderEliminar