miércoles, 24 de julio de 2019

Los señores del humo - Claudio Cerdán


Cuando la iniciativa #Soy Yincanera nos ofreció la lectura simultánea de esta novela, me apunté inmediatamente y es que me encanta participar; son unas lecturas muy interesantes en las que, además de destacar frases que nos impresionan o nos sorprenden de la novela, están los comentarios y opiniones que a cada una de nosotras nos sugieren. 



Pero, a lo que voy, este es el primer libro que he leído de Claudio Cerdán, un joven autor que ha escrito varias novelas, algunas de ellas bajo seudónimo, pero del que yo no había oído hablar hasta ahora.  Me ha sorprendido, por su intensidad, pero si os interesa saber lo que me ha parecido, como siempre tendréis que seguir leyendo hasta el final. 





Título: Los señores del humo
Autor: Claudio Cerdán
Editorial: EDICIONES B
Fecha publicación: Mayo de 2019
Formato: tapa blanda con solapa
Páginas: 560
ISBN: 978-84-666-6587-2

Claudio Cerdán, nacido en Yecla en 1981. En algunas de sus anteriores novelas ha venido utilizando el seudónimo de Arthur Gunn.
Entre sus anteriores publicaciones destacan: El país de los ciegos (2011), Cien años de perdón (2013), Un mundo peor (2014) y La revolución secreta (2014) y El club de los mejores (Ediciones B, 2016).
Ha recibido reconocimientos tan prestigiosos como el premio Novelpol y el premio de novela Ciudad de Santa Cruz. También ha sido finalista del premio Leemisterio.com, el de novela Pata Negra de la Universidad de Salamanca, el Memorial Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón, el Lengua de Trapo y el Valencia Negra.
Sus libros se han publicado con éxito en España, Argentina, México y Francia. En la actualidad reside en Suecia.

Claudio Cerdán nos conduce a través de una historia turbia, oscura y fascinante, en la que todo empieza a cobrar un significado distinto cuando, tras el impacto de las primeras páginas, un asesino en serie empieza a decapitar a sus víctimas por las calles de Madrid.
En una ciudad corrupta e inmisericorde, tres vidas perdidas chocan en su caza al asesino. Paco Faura, policía retirado que trabaja como detective sin licencia, sospecha que todo podría estar relacionado con un caso que no pudo esclarecer treinta años atrás. Mientras tanto, CJ -un antiguo mercenario- piensa que el culpable es un viejo compañero de armas. Y Aldo, un proxeneta que tuvo que huir de México cuando los narcos pusieron precio a su cabeza, perderá la cordura al creer que el pasado vuelve para vengarse.

El autor ha creado para esta historia tres personajes muy bien urdidos, dignos cada uno de ellos de tener su propia novela.  No ha podido ser más generoso a la hora de dotarles de vida, sentimientos y personalidad. Cada uno de ellos tiene un pasado y un presente espectacular, del futuro mejor no adelantar nada, para eso hay que leerse la novela, ¿no?.  Sin embargo, volviendo a los personajes, cualquiera de ellos te dejan, como poco, aturdido y a la vez fascinado.

No he podido empatizar con ninguno de los tres, pues el papel que el autor les ha dado no se presta a ello, aunque he de reconocer que poco a poco, estos tres personajes han llegado a despertar en mí un pequeño sentimiento, aunque parezca mentira.

Paco Faura, 68 años, policía retirado. Una enfermedad crónica de corazón le había apartado de ejercer su profesión, pero aún mantiene, de aquella etapa profesional, buenas relaciones con importantes empresarios que le contratan para hacer trabajos “sucios” como detective, aunque no tiene licencia para ello –ni falta que le hace- pues siempre sabe a qué antiguos compañeros tiene que recurrir para que le den información o le hagan cualquier gestión que necesite, ya que para eso está el dinero y a él no le falta, porque es lo que tiene moverse en el negro, que no solo es un color que pega con todo, sino que todo lo que tiene procedencia oscura lleva aparejada ciertas dosis de dinero y a Faura, en ocasiones, le llueve cuando alguien en particular le encarga alguna gestión.

Faura, a pesar de su edad y de su salud, tiene que seguir trabajando para poder pagar la suculenta factura de una clínica privada en la que mantienen a su mujer, en estado vegetativo, tras haber sido atropellada por un vehículo cuyo conductor se dió a la fuga. 


Encontrar a ese conductor y vengar el estado en el que se encuentra su mujer es su único objetivo en la vida y, desde entonces, lo compagina con esos trabajos de “investigador” que, como os comentaba, realiza.

Carl Jimenes más conocido como CJ. Nacido en Estados Unidos de padres dominicanos fue un niño problemático que, a los 18 años, tuvo que elegir entre ingresar en la cárcel o en una escuela militar y, lógicamente se decantó por esta última opción.

Como militar alcanzó el grado de teniente y estuvo destinado en la guerra de Afganistan, en la que fue hecho prisionero por los talibanes durante 7 meses. Allí sufrió grandes sufrimientos por los que a cambio recibió una medalla. Al licenciarse, el que fuera su comandante en el ejército le ofreció una pequeña participación en su empresa de seguridad, donde además trabajaba, en teoría, como “Director de seguridad” y en la práctica como guardaespaldas de todo aquel que este dispuesto a pagar por este servicio.

Y el tercero de estos tres protagonistas es Aldo Vargas. Aldo, que no se llama Aldo, es un mexicano que tuvo que huir de su país por problemas con los narcos y se refugió en Madrid. 


Trabaja como proxeneta, a las órdenes de Dmitri, un mafioso ruso al que conoció en la cárcel.  Aldo sufre un glaucoma y tiene que llevar siempre gafas de sol para protegerse.

Aldo es un personaje para darle de comer aparte, en sentido literal y, aunque no sé por qué, de los tres protagonistas es el que más empatía me ha despertado y eso que está más “zumbao” que las maracas de Machín, loco pero loco, loco…
Y ya me diréis como encajar estos tres personajes en una historia, pues el autor lo ha hecho, y en mi opinión muy bien; de hecho, el camino que les lleva a encontrarse, el modo en que se narran esas idas y venidas, me ha parecido fascinante, aunque esto os lo cuento un poquito más abajo.

Otros personajes, que no debe faltar en este apartado son Harrelson Levy al que llamaban “El mormón”. Se dedicaba, con gran beneficio económico para su propia causa, a levantar casinos. 


Para conseguir el éxito de sus establecimientos además de apuestas, alcohol y putas no dudaba en sobornar, a quien hiciera falta… incluidos los honorables miembros del C.O.I. para llevar los JJOO a donde a él le hiciese falta.  Con él, y pegado a él nos encontramos a su hijo Larry Levy, de 55 años, un inútil que lo tenía todo, pero esto era insuficiente para él.

Año 2013, España era un hervidero de noticias de corrupción, los papeles de Luis Barcenas (Tesorero del PP), las manifestaciones de los afectados por las participaciones preferentes de Bankia, la imputación de la infanta Cristina por el casos Noos… este tipo de noticias eran el pan nuestro de cada día, en este país que con casi cinco millones de desempleados y una crisis financiera como jamás ha habido en nuestra historia. 


Y entonces aparece el proyecto Eurovegas prometiendo la creación de más de 300.000 puestos de trabajo en Alcorcón, un municipio de la comunidad de Madrid. Sobre el papel, parece que va a convertirse no solo en la salvación de la región, sino del país. Claro que para unos pocos será la perdición de una serie de valores que afectarán a la forma de vida de quienes estarán obligados a convivir con ese macrocomplejo que cambiará la vida de tantos.  

Además de Alcorcón, también el autor nos pasea por los extrarradios madrileños como la populosa Cañada Real, conocida como el mayor supermercado de la droga de Europa, el polígono de Cobo Calleja, a las afueras de Fuenlabrada, donde los chinos de la mafia han establecido su cuartel general o la colonia Marconi, cerca de Villaverde, donde las putas establecidas por nacionalidades, sus chulos y, como no, sus clientes, campean a sus anchas a cualquier hora del día y de la noche.

La novela está estructurada en cuatro partes que contienen 94 capítulos, estos son bastante cortos, lo que propicia una lectura muy ágil, contada por un narrador omnisciente. Es una novela que cuesta bastante dejar de leer, pues desde las primeras páginas engancha y, entre sobresaltos y giros argumentales se va creando un engranado y sorprendente final.

Nuestros tres protagonistas, totalmente antagónicos, individualmente y, cada uno por unos motivos diferentes, están buscando a un asesino que ha decapitado a una mujer en Madrid.
El autor ha creado tres líneas argumentales que en un juego de malabares acaban convirtiéndose en una, cuando los protagonistas de esta singular historia se conocen y deciden, unos más que otros, aunar esfuerzos para encontrar al asesino que está sembrando el pánico en las calles de Madrid.


Partiendo de unos hechos y situaciones reales, que han ocurrido y que podemos consultar en la hemeroteca de cualquier diario o revista de la época, -años 2012-2013-, encontraremos grandes casos de corrupción en los que se vieron envueltos políticos, empresarios y hasta miembros de la familia real… casos que muestran ambientes en los que, con dinero, el que haga falta, todo se puede comprar y vender. Sobre esta base el autor ha urdido una trama, con personajes ficticios, en la que se cuentan unas historias terribles, como la de las prostitutas que malviven encarceladas, la de los drogadictos y los camellos que habitan en la Cañada Real, la historia de la infancia de Aldo en México… historias que también podemos oír en los noticiarios de cualquier cadena de televisión un día sí y otro también.

Obviamente todos sabemos que el proyecto Eurovegas, un macrocasino de juegos al estilo americano, no llegó a materializarse en Alcorcón, pues sus promotores se encontraron con una traba que, ni con todo su poderío, pudieron salvar: La nueva ley antitabaco, que había entrado en vigor el 2 de enero de 2011, una de cuyas medidas de mayor repercusión social fue la prohibición de fumar en cualquier espacio de uso colectivo. Y, aunque algunos políticos parecieron dispuestos a modificar las leyes que hiciesen falta, finalmente los inversores abandonaron el proyecto Eurovegas.

Es una novela que me ha sorprendido, tiene carácter y muy fuerte, sus tres personajes principales son un verdadero lujo.  Si como yo no habéis leído aun nada de este autor, os recomiendo que os estrenéis pronto. Merece la pena

Esta reseña participa en la iniciativa:



11 comentarios:

  1. Me ha pasado como a ti, Ángela. No conocía al autor y me he estrenado con este libro, no creo que le pueda de vista.
    La trama, en sí misma, me ha parecido de las más oscuras que he leído en el último tiempo, con un lenguaje directo, incisivo y sin ambages. Disfruté mucho de la lectura, precisamente por lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. A mi es una novela que me ha encantado, por muchos motivos y, en particular, porque los personajes me parecen tremendos. Con Aldo he llegado a pasar miedo, temía sus apariciones y, a día de hoy, le tengo hasta cariño.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda el autor ha dado en el clavo con esta novela. Ha situado la trama en un tiempo y un escenario conocido por muchos, aquellos perjudicados por la crisis y los que apenas se percataban de ella, y todo en medio de una historia negra, muy negra, que remueve conciencias y sirve de crítica social. Tampoco había tenido oportunidad de leer al autor, aunque lo conocía de las redes sociales, y debo decir que me ha ganado. He disfrutado mucho con esta historia y con los personajes, todos con luces y sombras. Muy buena reseña, Ángela.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Desde luego ha sabido crear tres grandes personajes que podrían tener cada uno su propia novela. Gran reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Es el primer libro que leo del escritor y repetiría con otra obra suya sin pensarlo.
    Este ha estado genial tanto por el trasfondo real como por los protagonistas tan dispares pero cada uno con su propio espacio y su voz.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Yo ya conocía su anterior libro y está en otra línea. Este me ha sacado mucha rabia por la ambientación que la tenemos ahí mismo. Los personajes muy buenos dentro de lo que el autor ha querido marcar.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Tres personajes fantásticos de los cuales elijo a CJ. Una novela que me ha tenido muy pillada y que, desafortunadamente, está demostrando la visión del autor con sucesos que ultimamente están acaeciendo en España.

    ResponderEliminar
  8. Cada día tus reseñas son más impresionantes, así que no me queda más que felicitarte. Estoy de acuerdo contigo en que cada personaje por si solo podría sostener una novela y que el autor ha sido muy generoso a la hora de crearlos con tantos matices y dotarlos de una personalidad propia, pero yo añadiría que lo más sorprendente es que haya conseguido un equilibrio tal entre ellos que no llegan a eclipsarse en ningún momento, quizás porque es muy difícil empatizar con ellos, aún así si tuviera que quedarme con uno sería con Carl Jimenes, como bien dices Aldo estaba más zumbado que las maracas de Machin y llegó a repatearme su excesiva buena suerte, y no es que no sea consciente de que hay gente que como él tiene excesiva buena estrella.

    ResponderEliminar
  9. También ha sido mi primera novela del autor y menudo estreno!!! Una novela muy negra, magníficamente dura y sorprendente. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola. Es una novela con fuerza y fuertes personajes como bien dices. Leí hace tiempo otra novela del autor que me encantó, pero esta es diferente, dura y muy negra. Una novela muy completa. Besos.

    ResponderEliminar