lunes, 9 de septiembre de 2019

El eco de la piel - Elia Barceló


Aunque había oído hablar de Elia Barceló, aún no había tenido ocasión de leer ninguna de sus novelas pero, durante la quedada de #soyyincanera en la pasada FL de Madrid, entre otras muchas actividades, tuvimos ocasión de mantener un encuentro con la escritora, en el que descubrí a una persona peculiar, entrañable pero que sobre todo brilla con luz propia. Elia, además de contestar a todas nuestras preguntas nos leyó el primer capítulo de la novela. Ese primer capítulo me emocionó, me llevo a mi propio pasado, a recordar sensaciones y vivencias que tenía olvidadas y me creó la necesidad de descubrir la vida de Ofelia Arráez.
  

Título: El eco de la piel

Autora: Elia Barceló

ISBN: 978-84-17305-68-0

Colección: Novela

Páginas: 542

Formato: Tapa dura con sobrecubierta

Fecha de publicación: Abril de 2019




Cuando a Sandra Valdés, joven historiadora en paro, le encargan que escriba la biografía de Ofelia Arráez —la gran empresaria y constructora, referente obligado en el mundo de la moda del calzado femenino—, ella acepta el reto sin imaginar los secretos que se ocultan en los noventa años de esa mujer contradictoria y poderosa, sin saber que lo que va a descubrir cambiará también su vida.
Como es habitual en las novelas realistas de Elia Barceló, la historia se articula en dos tiempos:
En el presente, Sandra, atraída por una oferta que le dará suficiente dinero como para replantearse su futuro y abandonar la precariedad de su trabajo en una cadena de ropa en Madrid, decide volver durante un tiempo al pueblo de su infancia a redactar la biografía que le ha encargado don Luis, hijo de la famosa Ofelia, para lo cual tendrá que investigar y entrevistar a personas que la conocieron.
Cada una de ellas muestra una verdad parcial sobre Ofelia; cada documento encontrado -fotos, cartas, cintas, noticias- va descubriendo a una mujer distinta, va creando un personaje contradictorio, a veces incomprensible, otras veces convencional, otras potencialmente oscuro y peligroso. El pasado está lleno de secretos, de malentendidos, de versiones que no casan entre sí.
Pero también sucede con el presente, porque los seres humanos somos fuente de misterio, ocultamos cosas, callamos, tergiversamos. En su propio pueblo, Sandra irá descubriendo que nada es lo que parece, que la vida está llena de sorpresas y no todas son agradables. Uno es tanto lo que es como lo que parece, lo que elige mostrar al exterior, y cada uno de nosotros va descartando pieles a lo largo de su vida, como las serpientes, y va dejando ecos de sí mismo en todos los que alguna vez lo conocieron.
facilitada por la editorial

Elia Barceló (Elda, Alicante, 1957) es una autora con varios best sellers internacionales en su haber. El secreto del orfebre ha sido traducido a once idiomas. El vuelo del Hipogrifo y Disfraces terribles -también éxitos en el extranjero- combinan elementos de la novela de misterio y del género negro con historias realistas. Considerada una de las escritoras contemporáneas más versátiles en lengua española, se la ha llegado a llamar «la dama de los mil mundos».
Se doctoró con una tesis sobre los arquetipos del terror en los relatos de Julio Cortázar, publicada originalmente con el título de La inquietante familiaridad, que aparecerá ahora en la editorial Cazador como Cortázar visto por Elia Barceló. Es considerada una de las tres autoras de ciencia ficción más importantes en lengua española. Su audiencia en el mundo entero ronda ya el millón de lectores.
Roca Editorial ha publicado El color del silencio (2017), Las largas sombras y El secreto del orfebre (ambos en 2018).
Datos facilitados por la editorial
El Monastil, es el nombre de un yacimiento arqueológico que se encuentra en el término municipal de Elda (comunidad Valenciana), y Monastil es el nombre del municipio en el que la autora sitúa el escenario de su novela, un pueblo agrícola, vulgar y anodino, en el que a finales del siglo XIX se crearon pequeños talleres de fabricación de zapatos; industria que evolucionó rápidamente, convirtiéndose en el principal motor económico y seña de identidad de la ciudad.
Pero Ofelia y Anselmo también viajan al extranjero, y en particular a París, lugar en el que ella pasó sus primeros años de vida y allí, en la ciudad de la luz, se sentían felices y libres.

En esta novela hay un gran despliegue de personajes, pero los más potentes, en mi opinión, son los personajes femeninos, mujeres fuertes, arriesgadas, valientes. Mujeres que luchan por lo que desean.
Ofelia Arráez es una mujer adelantada a su tiempo, una mujer que tiene que vivir bajo las convenciones que le marca el régimen de la posguerra, pero que siempre busca un soplo de libertad en el extranjero, donde puede ser ella misma, donde no tiene que esconderse.

Gloria, la gran amiga y compañera de Ofelia la mayor parte de su vida, a pesar de que la culpa los últimos años la devora es también un personaje transgresor, descubrirás porqué entre las páginas de la novela.
Sandra, se verá abocada a descubrir que es más convencional de lo que ella pensaba, que no solo Ofelia era mucho más moderna que ella, incluso su madre tiene la mentalidad más abierta, descubrir ciertos secretos cambiará su vida y le abrirá las miras.
A Selma Plath y lo que significa para esta historia la vas a tener que ir descubriendo página a página, incluso intuyéndola hasta casi el final.
La trama principal versa sobre la vida de Ofelia Arráez, la protagonista, una empresaria atípica para el momento y la situación social en la que vivió y, aunque con estos datos, pueda parecer lo contrario Ofelia Arráez es un personaje verosímil. Un personaje que vamos descubriendo página a página y del que, hasta que no llegamos a los últimos capítulos, no alcanzamos a valorar su intensidad y su gran personalidad.
Forman parte de su original estructura, los capítulos intercalados de “Los fragmentos de La memoria es un arma cargada de coartadas. Recuerdos y reflexiones, de Selma Plath, 1979”, que aportan a la novela un toque nostálgico y que según avanzamos en la lectura descubrimos que son parte esencial para entender el concepto global de la historia.

La protagonista, que se queda sin madre a los doce años y, al final de la guerra, con veintiún años pierde también a su padre, tiene que sobrevivir sola en una de las peores épocas que se han vivido en España: la posguerra. Un periodo y un lugar en los que las represalias a los perdedores fueron especialmente duras. La vida en esos tiempos fue muy difícil para la mayor parte de la población, pero en especial para ellos.
Al poco de morir su padre Ofelia conoce al que se convertirá en su marido, Anselmo, un joven que goza de una situación mejor que la suya, ya que su familia tiene un pequeño taller dedicado a la fabricación de calzado.  Mientras Anselmo trabajaba como asalariado en una fábrica Ofelia se ocupa en sacar adelante el taller familiar, ocupándose de todo lo que hiciese falta: producción, venta, proveedores y así comienza a forjarse lo que, con el tiempo, llegaría a ser un gran imperio empresarial.
El eco de la piel es una novela con una estructura muy peculiar, en la que se mezclan varios hilos argumentales en un amplio espacio temporal que abarca la larga vida de la protagonista, una mujer nacida en 1918 y que murió en el 2010, a los noventa y dos años. 

Todo esto, que en un principio pudiera parecer enrevesado, la autora con gran maestría lo va encajando como las piezas de un rompecabezas, creando además una atmósfera de suspense e intriga que incita a seguir leyendo sin parar hasta llegar a un asombroso e inesperado final.  Una lectura que ha supuesto para mí el descubrimiento de una autora a la que pienso seguir con muchísima atención.
Esta reseña participa en la iniciativa: