jueves, 16 de abril de 2020

Cava dos fosas - Félix García Hernán

Cuando en la iniciativa #SoyYincanera propusieron la lectura de esta novela, en pleno confinamiento, por primera vez estuve a punto de bajarme de una lectura simultánea pues, ni mi ánimo ni mi cabeza, estaban preparados para tanto esfuerzo en tiempos tan revueltos. 


No obstante, fue tanta la pasión que las jefas pusieron sobre la ella que me hicieron cambiar de opinión y yo, que además soy fácil de convencer, me tiré a la piscina.



Título: Cava dos fosas 
Autor: Félix García Hernán Editorial: Alrevés 
Número de páginas:  352 
Idioma Español 
Año de publicación 2020 Dimensiones 15 × 23 cm 
Formato Rústica con solapas 
ISBN 978-84-17847-45-6



Félix García Hernán (Madrid, 1955) cursó Derecho en la Universidad Nacional de Educación a Distancia, pero es, por vocación, hotelero. Desde sus inicios como botones, todavía adolescente, ha recorrido todos los peldaños de su profesión hasta llegar a dirigir en Madrid establecimientos tan emblemáticos como el hotel Urban, el Villa Real o el Only You. Desde el 2004 al 2012 perteneció al consejo de administración de la prestigiosa asociación Small Luxury Hotels of the World.

Desde la infancia es un lector compulsivo y amante de la música clásica y del cine.

Además de Cava dos fosas (Alrevés, 2020) y Pastores del mal, que verá la luz próximamente en esta misma editorial, ha escrito las novelas Tras el telón, un thriller ambientado en el mundo de la ópera; Delfines de plata, que dentro de una trama de novela negra se sumerge en el particular microcosmo de los hoteles de lujo, y El límite oscuro, donde dibuja un descarnado fresco de uno de los mayores males que asolan nuestra sociedad actual: la corrupción.


Javier Gallardo, a sus cincuenta y cinco años, es uno de los comisarios de policía más respetados y brillantes del país. Sin embargo, desencantado, decide aislarse un tiempo en la Vall de Boí y replantearse su futuro en el cuerpo. Allí, mientras disfruta de este retiro, tendrá que enfrentarse a una oscura y reaccionaria forma del mal con la que se encaró recién salido de la academia y que marcó su carrera y su corazón para siempre.

Porque los inicios de Gallardo en el cuerpo, en una sociedad frágil que afrontaba sin ninguna garantía su transición hacia la democracia, no fueron fáciles. A fuerza de desengaños, pronto aprendió que el enemigo, a veces, estaba mucho más cerca de lo que podía imaginar. Treinta años después, sus adversarios, que ya creía sepultados, volverán con más inquina que nunca para saldar cuentas pendientes con un plan maquiavélico que atacará directamente a aquello que más le importa.

Con una tensión dramática digna de los mejores autores del género y una prosa directa y contundente, Félix García no da tregua al lector hasta la última palabra y lo sumerge en un viaje sin concesiones por las más oscuras trincheras del poder, para descubrir que treinta años no son suficientes para enterrar todos los demonios del pasado.


Cuando recibí la novela, me alivió su tamaño -ya os he comentado antes que mi cabeza está algo perjudicada con el confinamiento-. Está escrita en tercera persona y estructurada en cuarenta y seis capítulos, lo suficientemente cortos para que su lectura resulte muy dinámica.  La historia está dividida en dos tramas que se van alternando, capítulo a capítulo, para no perder nunca la perspectiva. Tanto es así que, desde las primeras páginas, se crea una tensión que no se pierde en ningún momento. 

La historia esta muy bien contada, los personajes son muy potentes, bien trazados y, sobre todo verosímiles. A esto último ayuda, sobre todo en mi caso, que ya tengo mis años, el que está ambientada en una época que viví muy intensamente, y en Madrid, ciudad en la que he pasado prácticamente toda mi vida, por lo que me ha costado poco meterme en la trama  y, a pesar de que el autor avisa que la novela es producto de su imaginación, a mí me ha parecido que todo ello bien podría haber ocurrido realmente.   

La primera trama, está desarrollada en los convulsos años del inicio de nuestra “democracia” tras la muerte de Franco, cuando aún sus seguidores creían que nada había cambiado y que podían seguir haciendo y deshaciendo a su conveniencia.


En esta parte, dos jóvenes y brillantes policías, recién salidos de la academia, se enfrentan a una peligrosa organización formada por personas muy poderosas, ancladas al pasado, y que pese a que el régimen ha cambiado no están dispuestos a perder ninguno de sus privilegios.  

Estos dos jóvenes policías, no dudan en poner en riesgo su vida y su trabajo para resolver el brutal asesinato de un joven en el parque del Retiro de Madrid, llevado a cabo por unos desalmados.


Cómo nunca estoy pendiente de las novedades editoriales y siempre voy retrasada con las lecturas y como, además, no había oído hablar de la novela, ni conocía al autor, esta novela ha sido una gran y grata sorpresa. 


Con ese ánimo empecé a leer, pero solamente había pasado unas cuantas páginas cuando me vi completamente enganchada a su argumento porque es una novela asombrosa, por la calidad con la que el autor describe los acontecimientos, por sus tramas, por sus personajes por los hechos… Y, por si no ha quedado claro, Cava dos fosas es UN NOVELÓN con mayúsculas.

Esta reseña participa en la iniciativa: