miércoles, 16 de diciembre de 2020

Durante la nevada - Luis Roso

Esta es la primera novela que leo de Luis Roso, aunque el autor no es desconocido para mí, pues he oído muy buenos comentarios acerca de sus dos primeras novelas y ya tenía ganas de estrenarme con él. 

La ocasión me la ha facilitado la iniciativa Soy Yincanera que propuso una lectura simultánea de novela y con los antecedentes no puede dejarla pasar.







Título: Durante la nevada

 Autor: Luis Roso

 Núm. de páginas: 389

 Editorial: ALREVES

 Idioma: CASTELLANO

 Encuadernación: Tapa blanda

 ISBN: 978-84-17847-59-3

 Año de edición: 2020

  



Luis Roso (Moraleja, Cáceres, 1988) Es licenciado en Filología Hispánica e Inglesa. Su primera novela, Aguacero, está ambientada en la dictadura franquista y su protagonista es el inspector de policía Ernesto Trevejo, esta novela fue elogiada por la crítica y galardonada con el premio Tuber Melanosporum en el festival Morella Negra a la mejor novela negra novel del año 2016. A esta le siguió Primavera cruel, también protagonizada por el policía Ernesto Trevejo, publicada en el 2014. Actualmente trabaja como profesor de secundaria.

 

En las Navidades del año 1968, el cuerpo de la joven Rebeca Sanromán fue hallado en una laguna helada en las inmediaciones de un pequeño pueblo de montaña al norte de Burgos, sin que se hallara nunca al responsable de su asesinato.

Diez años después, dos reporteros de un diario provincial viajan hasta el lugar para escribir un artículo sobre el crimen: Miguel, un periodista de raza, formado en los años más oscuros del franquismo, y Esmeralda, una joven idealista criada a la sombra de su estricto padre.

La investigación periodística, que se preveía anodina, pronto se convertirá en una compleja trama en la que Miguel y Esmeralda verán peligrar sus carreras profesionales y hasta sus propias vidas, mientras que el país entero bulle por los vertiginosos cambios políticos y la violencia desatada en los primeros años de la Transición democrática. 


La Dramatis Personae, de esta novela es corta, pero todos los personajes están bien muy bien perfilados, tanto en el plano físico como psicológico. Me ha gustado mucho como ha quedado reflejado el carácter castellano de los habitantes de Zarza de Lobos, el pueblo en el que suceden los hechos, y digo esto porque yo soy nacida en la zona y sus gestos y reacciones me han parecido muy naturales. Los principales protagonistas son:

Miguel, un periodista de 44 años, concienciado políticamente en una época en la que, a pesar de que ya se estaban viviendo los primeros años de la Transición, aún no estaba bien visto ser de izquierdas y, tras una violenta reacción ante la provocación de un inspector de policía al que conocía de antaño, tiene que dejar su trabajo en Madrid y “exiliarse” a Burgos, donde encuentra trabajo en un diario de escasa relevancia.

Miguel está casado con Beatriz, que trabajaba como secretaria en Madrid, cometido que tiene que abandonar para seguir a Miguel.  Beatriz es un personaje de esos con los que empatizas sí o sí: no sabe cocinar, no es buena ama de casa, y lo mejor de todo es que no lo disimula, por ello Miguel la adora.  Y es esta declaración de intenciones la que hace que me enamore el personaje de Miguel.

En el periódico burgales, trabaja como becaria Esmeralda, una joven de 26 años, pero ya una mujer de tronío, de esas a las que nada se le pone por delante.

Y como no, el periódico tiene un director-fundador, como todo buen director en esa época, es de los que vive de los recuerdos e intenta mantener una línea periodística acorde con los tiempos, pero con cuidado, por si acaso…


Tenemos tres escenarios:

Burgos: Obviando su clima, la ciudad castellana es un enclave muy agradable para vivir, a no ser que hayas recalado allí para sentirte un exiliado, como es el caso de Miguel o donde no encontrar la posibilidad de trabajar como es el caso de su mujer. Entonces, por mucho que te ofrezca un lugar, este se convierte en una cárcel de la cual se cuentan los días para fugarse. Y ellos desean y ansían su retorno a Madrid.

Zarza de Lobos: el nombre que el autor ha dado a está localización está muy bien elegido, y refleja la dureza de la vida en ese lugar:


                            


Las Sabinas: una pedanía de Zarza de Lobos.  Allí se encuentra la laguna en el que diez años antes, se encontró el cuerpo asesinado de una mujer: Rebeca Sanroman, que vivía en las inmediaciones:


Madrid: Es donde transcurre la mayor parte de la trama de la novela.  Miguel y Beatriz han tenido la suerte de poder volver a ocupar el piso en el que antes de ir a Burgos habitaban y, más o menos, retornar a sus respectivas profesiones.  También Esmeralda abandona la vida provinciana y se instala allí. Y aunque a priori parece que todo vuelve a la normalidad, Miguel y Esmeralda tienen clavada la espina del asesinato sin resolver y, osados y audaces, deciden seguir investigando por su cuenta.

La novela tiene una portada muy lograda, en la que se refleja el rostro de una joven mujer bajo una capa de hielo en la que se reflejan unos rayos de sol.  Está estructurada en 37 capítulos, sin prologo ni epilogo, así todo, del tirón. No está mal, de hecho, es lo natural, pero últimamente me estoy acostumbrando a leer las “notas del autor”, en la que éstos aclaran o explican motivaciones, datos interesantes, etc., que me gustan mucho. Ahí lo dejo.

Está narrada en tercera persona por un narrador equisciente, un narrador que se centra en el personaje de Miguel. El autor usa un lenguaje llano, directo, en el que prima el diálogo sobre la descripción.

Nos encontramos ante una novela en la que además de una trama policiaca, bueno, esta queda un poco diluida porque la labor de policías o guardia civil apenas tiene relevancia en la investigación y resolución del crimen, de lo que se ocupan principalmente los periodistas protagonistas, y de regalo, el autor nos brinda una gran ambientación del momento en el que los hechos discurren, la España de la Transición política, duramente castigada por ETA y su entorno. Esta ambientación se refleja en el contexto y casi se convierte en un protagonista más de la obra.

Es una novela que en la que encontramos un buen argumento, muy bien desarrollado, unos personajes magníficamente trazados, intriga, suspense, sorpresas, un lenguaje directo y un pulso narrativo impecable que hace que se lea rápido… y que nos quedemos pegados a sus páginas, hasta el punto final.

Resumiendo, es una lectura totalmente recomendable y un autor que llegará muy lejos.





10 comentarios:

  1. Acabo de leer otra reseña de esta novela y me ha gustado mucho. Estupenda reseña.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado muchísimo y la he disfrutado un montón. Espero volver a encontrarme con los protagonistas de nuevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo. He disfrutado muchísimo con esta lectura. Repetiré con el autor, sin duda.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Pienso, igual que tu, que es un autor al que tener muy en cuenta. Su historia y como la cuenta me han encantado. Besos

    ResponderEliminar
  5. A mí también me ha gustado mucho la novela, seguro que el autor llega lejos como dices Ángela. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Creo que hemos hecho pleno, porque a todos nos ha encantado y por los mismos motivos. Habrá que repetir con él, ¿verdad?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco había leído nada del autor y me ha dado ganas de leer algo más. Un libro que me ha gustado no solo por la trama de novela negra sino también por la parte histórica muy detallada y perfectamente encajada en la novela.

    ResponderEliminar
  8. Lo mío es grave, porque tengo los dos libros anteriores del autor esperando turno en la estantería. Después de leer este, sé que me estoy perdiendo buenas historias seguro. Me ha encantado la ambientación, física e histórica, los personajes, y el hecho de que la trama no pierda ritmo. Todo un descubrimiento, y un placer haber hecho esta lectura conjunta. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola,
    me ha encantado la reseña, súper completa. Creo que voy seguir los pasos que hace el autor.

    Besos

    ResponderEliminar