jueves, 11 de noviembre de 2021

La hija de las mareas - Pilar Sánchez Vicente

Nuevamente la iniciativa #Soy yincanera ha promovido la lectura de una novela que, aunque esta vez no pertenece al género negro o criminal -como estamos acostumbrados-, sí aparecen en ella personajes con el alma más negra que el hollín y criminales vocacionales.


 




Título: La hija de las mareas

Autora: Pilar Sánchez Vicente

Núm. de páginas: 415

Editorial: ROCA EDITORIAL

Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta

ISBN: 978-84-18557-28-6

Fecha de edición: octubre de 2021

  




Pilar Sánchez Vicente es documentalista y escritora. Licenciada en Geografía e Historia, trabaja como jefa del Servicio de Publicaciones, Archivos Administrativos y Documentación del Gobierno del Principado de Asturias.  Es presidenta de la Asociación Profesional de Especialistas en Información (APEI). Fue guionista y presentadora de varios programas en TVE-Asturias y el canal Internacional de TVE.  Entre sus obras destacan La diosa contra Roma, Mujeres errantes y La muerte es mía, todas ellas publicadas en este sello editorial.

 


En el año 1820 Andrea Carbayo de Jovellanos escribe sus memorias para dejar constancia de las aventuras y desventuras que la llevaron al lugar donde se halla, perseguida por la intransigencia del inquisidor Valdés.  Reviviremos su infancia en Obiedo y viajaremos con ella a Oxford, donde, disfrazada de hombre, asistirá a la presentación de importantes descubrimientos para la medicina actual, sin imaginar que su posicionamiento favorable hacia las vacunas llevará a la ruina a su familia.  En París vivirá de cerca la Revolución y escribirá memorables obras con su inseparable Olympe de Gouges, volcándose en la lucha por los derechos de las mujeres y en su trabajo en la imprenta.  Un oficio, el de impresora, que ejercerá también en Gixón a su regreso. Será entonces cuando conozca a su padre, Gaspar Melchor de Jovellanos, y disfruten ambos de fructíferos paseos por el arenal de San Pedro, actual playa de San Lorenzo.  Directora de la escuela para niñas desfavorecidas instituida por Xosefa de Jovellanos, Andrea fundará un periódico que desempeñará un papel clave durante la guerra de la Independencia. Este conflicto bélico, que asolará Asturias convirtiéndola en un escenario dantesco, conducirá a Jovellanos a la muerte, facilitando que la familia de los Valdés culmine su venganza sobre ella.  Ilustrada, intelectual, tertuliana, escritora, traductora, maestra, impresora… Andrea fue una precursora en muchos aspectos, sin que ello impidiera que fuera borrada de la Historia, como otras tantas mujeres en toda época y lugar.  En el año 2021, cuando se cumplen 210 años de la muerte del ministro y prócer gijonés Gaspar Melchor de Jovellanos, la publicación de este manuscrito y el inesperado descubrimiento de una hija secreta agigantan la leyenda sobre tan ilustre personaje.   


Aunque la protagonista de esta novela, Andrea Carbayo de Jovellanos, es un personaje ficticio, en esta historia conviven muchos personajes reales, como los Jovellanos o los Valdés (las familias las relevantes en aquel Gijón en el que se enmarca la novela, o los Borbones, que en la novela pasan de refilón, pero que su particular modo de gobernar (o desgobernar), tanto afectaron a la sociedad de la época, como ese Carlos IV y su hijo Fernando Fernando VII que vendieron la corona a Napoleón Bonaparte por una renta de treinta y cuatro millones de reales anuales (treinta el padre y cuatro para el hijo), un chateau en el País Vasco francés y la promesa de convertirlos en rey de un estado satélite del imperio francés, así como la escritora Olympe de Gouges, autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, defensora del divorcio y la abolición de la esclavitud y que tantas páginas, posiblemente las más reveladoras, ocupa en esta novela.

Porque Andrea Carbayo de Jovellanos, conocida como La Gabacha, hija de Gloria Carbayo y de Melchor Gaspar de Jovellanos, durante su larga y fructífera vida ejerció muchas actividades, pero lo que indudablemente la define es su militancia en los albores del feminismo, movimiento que conoció durante su estancia en el país vecino y en él se implicó para siempre.

 


Carola, su abuela, era una mujer fuerte poseedora de una belleza extraña en esos lugares, De ascendencia vikinga, de su aspecto destacaban sus ojos y su melena de cabellos rojos. Carola había vivido una niñez difícil, pues su madre, fue acusada de brujería y condenada a la hoguera y durante su encarcelamiento, ella la acompañó. Cuando la liberaron conoció a Andrés, el que sería su marido y padre de su hija Gloria.  Carola heredó de su madre sus dotes para la preparar remedios y curar enfermedades y por ello la conocían como La Encantadora.  

Bertrand, segundo marido de su abuela Carola, era un médico francés que, haciendo el camino de Santiago llegó a Las Caldas, un pequeño enclave, cerca de Obiedo, con un conocido balneario de aguas termales, en el que Carola y su hija Gloria tenían un puesto en el que curaban a los que por allí pasaban. Bertrand se enamoró de ella y así entró en sus vidas.  Fue éste quien, con su educación francesa mucho más avanzada que la rancia y atrasada que entonces se gastaba en España, le facilitó a Andrea una educación y un pensamiento liberal y, además le brindó la oportunidad de conocer otros países, otras formas de vida y rodearse de personajes que compartirán con ella sus ganas de cambiar el mundo

Gaspar Melchor de Jovellanos, un personaje real y que en esta narración es el padre no reconocido de Andrea, formaba parte de una de las familias más importantes de Gixón. Fue escritor, jurista y uno de los más destacados políticos españoles de su época. 


En sus derroteros por otros países, Andrea conoce a otros importantes personajes, como Olympe de Gouges, Thomas, Albert, Josephine, Marica, Carmina,Felipe… Pero no todos serán amigos también se cruzará con muchos enemigos, todos y cada uno de ellos jugarán un importante papel en la azarosa vida de Andrea. 



Nuestra protagonista se mueve por dos de las más importantes ciudades asturianas Obiedo y Gixón, aunque también viaja por el extranjero; Nantes, Paris, Oxford y Londres.

De cada una de estas impresionantes ciudades, la autora hace una pormenorizada descripción de los ambientes que nos hace sentir como era la vida en ellas y en esos tiempos, además, la narración está adornada con frases, refranes y dichos populares que contribuyen a entender el tipo de sociedad en la que se mueven los personajes.

 


La novela se presenta con una cuidada y significativa portada que es muy visual.  Al empezar nos encontramos con un documento singular:  el Cuaderno de Quejas (Cahiers de Doléances), datado en Paris en 1789 en el que las damas por la libertad hacen su petición a la Asamblea nacional. En estos “Cahiers de Doléances” se expresaban las peticiones y quejas de diversos estamentos de la población. Sus contenidos eran tomados como base para redactar el orden del día de las reuniones que sostenían los diputados en las Asambleas de los Estados Generales y servían como apoyo en las discusiones sobre los problemas que existían en la nación y fueron muy relevantes en la Revolución francesa 


 
 


 La novela relata las memorias de Andrea Carbayo. La narración empieza el día en el que su abuela Carola, la encantadora, da a luz a su hija Gloria el mismo día en el que Andrés, su marido, desaparece mientras intentan dar caza a una ballena y abarca un amplio periodo de tiempo, desde septiembre de 1395 cuando las tropas de Enrique III, rey de Castilla tiene sitiada la villa de Gixón hasta el año 1820, fecha en la que Andrea Carbayo de Jovellanos rubrica sus memorias.

Aunque la protagonista es un personaje ficticio, en esta historia también aparecen personajes reales, pero lo que sin duda alguna es real es el marco histórico de la novela y así, somos testigos de cómo era la vida de los pobres, de la clase media y la de los ricos…  de los que tenían que servir como criados en las casas de los grandes terratenientes o del cómo se fue forjando la revolución francesa en Paris, de la creación de grandes inventos como la imprenta, de los grandes avances de la medicina, de la importancia de la educación y también del nacimiento de los primeros movimientos feministas. En resumen, una novela que refleja el nacimiento de importantes cambios en la sociedad. Una novela que es necesario leer para darse cuenta de lo que hubo que pasar para llegar a lo que somos, maravillosamente documentadas, especialmente emotiva.

Esta reseña participa en la iniciativa #YincanaCriminal

9 comentarios:

  1. Esta novela es una de las que más he disfrutado últimamente. Una historia que me ha gustado mucho y que he disfrutado con cada detalle, con cada personaje, con la ambientación y con el trabajazo de documentación.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu reseña Gela, pero especialmente dos pinceladas: la distinción entre personajes reales y ficticios y la sección de impresiones. Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Has desgranado los personajes, ficticios y reales que están tan bien integrados que es una gozada. Sin duda una de mis lecturas del año.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Una novela emotiva, sin duda, que es necesario leer, como bien dices, para entender lo que hubo que pasar, especialmente las mujeres, para llegar a ser lo que somos. La autora ha hecho gala de un fantástico manejo de la documentación, que ha sabido alternar en la historia de una manera precisa y amena. Ha sido un placer volver a leer a la autora, y me ha gustado mucho cómo has reflejado en tu reseña que has disfrutado con la novela. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Cómo hemos disfrutado con esta novela! Y cómo se nota en tu fantástica reseña!!! Si es que ningún pero se le puede poner a esta novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Una reseña maravillosa y muy completa, acordé a la gran lectura de la que hemos disfrutado las yincaneras. Estoy de acuerdo con su magnífica ambientación y con la necesidad de leerlo para entender momentos clave de la historia.
    Besos 😘

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que poco más se puede decir de esta novela sin destriparle al futuro lector para que la disfrute en toda su esencia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Ha sido una gran lectura, creo que hemos disfrutado mucho con ella. La documentación es soberbia así como la historia y la manera que tiene Pilar de contarla. Gran reseña Gela. Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola. A mí está novela me ha sacudido para recordar como eran tratadas las mujeres antes. Para mí ha sido una lectura especial por sus personajes, que me han encantado, como toda su trama, impresionante. He disfrutado mucho. Besos.

    ResponderEliminar